fbpx

MOBILE MENU

Día contra la Violencia de Género: Hasta la fecha se registraron 33 femicidios consumados y 140 frustrados

La violencia contra la mujer y las niñas sigue siendo una problemática que genera preocupación, debido a que 1 de cada 3 mujeres se ve afectada por algún tipo de violencia de género y cada 11 minutos una mujer o niña muere asesinada por un familiar, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Chile se registran hasta el 08 de noviembre de 2022, 33 femicidios consumados y 140 femicidios frustrados según el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg).

 “La violencia en contra de las mujeres es una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre los hombres y las mujeres”, explica Francisca Villalón, psicóloga de Grupo Cetep y experta en perspectiva de género.

Y precisa que “la violencia de género no es un fenómeno individual ni patológico, sino, fruto de una cultura que legitima la desproporción de poder y los estereotipos de género, vulnerando la dignidad e integridad de las mujeres. Esta practica esta orientada, elaborada, aprendida y legitimada por quienes ostentan más poder que otros/as, con más derechos que otros/as, de controlar e intimidar”.

Asimismo, según el Sernameg, la legislación chilena 21.212, el femicidio es el asesinato de una mujer ejecutado por quien es o ha sido su cónyuge o conviviente, o con quien tiene o ha tenido un hijo en común o el asesinato de una mujer debido a su género.

De acuerdo con el informe “La pandemia en la sombra” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), al menos 4.091 mujeres fueron víctimas de femicidios en 26 países, donde 17 son de América Latina y 9 del Caribe en 2020.

Tipos de violencia

La violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones más generalizadas de los derechos humanos en el mundo. Puesto que, todos los días se producen nuevos casos en cada rincón.

Estos tipos de violencia no solo tienen consecuencias físicas, sino también psicológicas y económicas. Esto se debe a la magnitud como repercute en la vida de estas personas los excesos cometidos hacia ellas.

La psicóloga de Grupo Cetep especialista en perspectiva de género explica que “existen diversos tipos de violencia que son:

Psicológicas: aquellas conductas que buscan generar temor, humillación o control en la mujer, afectando su autonomía y bienestar psíquico. Por ejemplo: burlas, insultos, restringir vestimenta o gustos, prohibir salir con amistades, amenazar, culpar, celar, ser indiferente.

Simbólicas: A través de mensajes, publicidad, imágenes, metáforas, discursos institucionales que transmiten con naturalidad la discriminación y subordinación de la mujer en la sociedad. Por ejemplo: comerciales sexistas.

Física: Dirigida contra el cuerpo de la mujer y que amenaza su integridad física. Por ejemplo: golpes, quemaduras, ataques con armas, estrangulamiento.

Sexual: Impone por fuerza cualquier acto de connotación sexual, ya sea por intimidación, por amenaza, o por no encontrarse la persona consciente. Por ejemplo: acoso sexual, abuso sexual, violación, obligación de abortar, etc.

Económica: Acciones que tienen como efecto directo la vulneración de la autonomía económica de la mujer, y que se lleva a cabo con afán de ejercer un control sobre ella, a través del menoscabo en sus recursos económicos o patrimoniales o el de sus hijas o hijos”.

Por qué es fundamental eliminar la violencia de género

La violencia contra mujeres y niñas es uno de los derechos más vulnerados que es persistente y devastador en todo el mundo actual, debido a la impunidad en la que quedan los perpetradores, y el silencia y la estigmatización que sufren las víctimas.

Desde que comenzó la pandemia un 45% de las mujeres declaró que ellas o una mujer que conocían había sufrido de alguna violencia de género.

7 de cada 10 mujeres creen que el abuso verbal o físico por parte de la pareja se ha vuelto más común. Estos datos entregados por la OMS.

Con relación a esto, Francisca Villalón explica que “es relevante eliminar la violencia contra la mujer, porque desde el contexto patriarcal esta ha traído una discriminación de género sistemático hacia las mujeres predominantemente, que ha terminado en femicidios y, también repercusiones para los hombres, personas no binaries, comunidad LGBTIQ+, entre otros”.

En este mismo contexto añade que “desde una perspectiva de género se ha impuesto estereotipos y roles de género que estigmatizan las conductas, lo cual ha llevado a consecuencias negativas y patrones asociados a invisibilizar la importancia de la mujer en la vida”, afirma la especialista.

Sin embargo, aunque sea fundamental el eliminar la violencia de género existe una estigmatización en la denuncia. Francisca Villalón precisa que “existe la Ley 21.212 que ha generado un sentir de resguardo, pero a la vez de no aplicación en el sistema judicial y también cierta vulnerabilidad de denunciar, por la existencia del fenómeno de revictimización o no creerle a las mujeres o personas que han vivido alguna violencia de género”.

Cómo ayudar o apoyar a alguien que este atravesando violencia de género

Las mujeres o personas que sufren de violencia de género tienden a padecer repercusiones en su salud mental, el ámbito laboral, familiar, relaciones sociales y amistades.

Por eso, la psicóloga experta en perspectiva de género hace un llamado a cómo se puede ayudar a una mujer o niña que esté pasando por esta situación. “A través del Programa de Atención, Protección y Reparación en Violencia contra las Mujeres. El Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género ofrece atención ambulatoria directa mediante Centros de la Mujer, Centros de Hombres que Ejercen Violencia de Pareja y Centros de Atención y Reparación para Mujeres Víctimas/Sobrevivientes de Violencia Sexual”.

Finalmente, añade que “podemos ayudar desde nuestro lugar con la proximidad y la escucha activa, es decir, mantener una actitud empática y sin emitir juicios morales, validar y afirmar que se cree la experiencia de la persona que lo esta contando. Además, hacerle sentir un espacio seguro de privacidad y confidencialidad, donde la mujer o niña sepa que lo que cuente no será conversado con nadie más. Y, por último, respetar la autonomía, es decir, respetar su voluntad y no forzarla a interponer una denuncia, porque solo podría generar revictimización y resistencia a continuar hablando sobre su problemática”.

Si tienes alguna conocida o persona que esta pasando por violencia de género puedes marcar al fono 1455 para recibir orientación y ayuda, recuerda que no estas sola.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Newsletter
Suscríbete y recibe el mejor contenido sobre Salud Mental y Bienestar.