fbpx

MOBILE MENU

Adultos mayores: relación entre la Salud Mental y enfermedades cardiovasculares

Cada año mueren más personas por enfermedades cardiovasculares (ECV) que por cualquier otra causa. Más de tres cuartas partes de las muertes relacionadas con cardiopatías y accidentes cerebrovasculares ocurren en países de ingresos medianos y bajos.

La Asociación Americana de Psicología indica que “la enfermedad del corazón tiene muchas otras conexiones a la salud mental/corporal que usted debe considerar. El estrés prolongado debido a presión en el hogar, el trabajo o proveniente de otras fuentes puede contribuir a un aumento anormal de la presión sanguínea y a otros problemas circulatorios. Al igual que con otras enfermedades, los efectos varían de persona a persona. Algunas personas utilizan el estrés como motivador mientras que otros “explotan” ante el más mínimo problema”.

También existe la depresión, el sentimiento persistente de tristeza y desesperación que puede aislarle del resto del mundo. En su forma más severa, la depresión clínica, puede no solamente aumentar su riesgo para la enfermedad del corazón, sino también empeorar una condición existente.

Investigaciones demuestran que aproximadamente un 20 por ciento de las personas experimenta un episodio de depresión en su vida, la cifra aumenta hasta un 50 por ciento entre personas con problemas del corazón.

Además, estudios a largo plazo revelan que los hombres y mujeres con diagnóstico de depresión clínica están más de dos veces más propensas a desarrollar enfermedad coronaria de las arterias o sufrir un ataque al corazón. Además, las personas con condiciones del corazón son tres veces más propensas a estar deprimidas en un momento dado que el resto de la población.

¿Existe una relación entre la salud cardiovascular y el bienestar psicológico en los adultos mayores?

“En los adultos mayores la salud cardiovascular y el bienestar psicológico están estrechamente relacionados” indica Susana Romero, psicóloga Adulto de Grupo Cetep.

Por un lado, el buen estado de salud cardiovascular les permite mantener una vida activa e independiente, así como participar en actividades sociales.

Por otro lado, el bienestar psicológico, reflejado en el estado de ánimo, la calidad de vida y la salud mental, puede influir en la salud cardiovascular.

“Es sabido que el estrés crónico, los estados depresivos y la ansiedad, por ejemplo, podrían aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares” comenta la profesional de Grupo Cetep, Susana Romero.

Impacto de la depresión en la salud cardiovascular de los adultos mayores

Los estados depresivos se han asociado con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como enfermedad coronaria, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular. También podría afectar negativamente el cumplimiento de los tratamientos médicos y obstaculizar el llevar un estilo de vida saludable al dejar de lado la tan necesaria actividad física y alimentación equilibrada; o bien aumentar el consumo de tabaco o el abuso de alcohol, que resultan perjudiciales para la salud del corazón.

“Se sugiere realizar una detección temprana y un diagnóstico adecuado de la depresión en los adultos mayores; ya que un enfoque integral que combine tratamiento farmacológico, psicoterapia y cambios en el estilo de vida puede ser efectivo. Por otra parte, es muy importante brindar apoyo emocional y social a los adultos mayores con depresión, por medio de fomentar la participación en actividades sociales, promover la interacción con familiares y amigos, y ofrecer programas de apoyo psicosocial”, indica Romero.

Técnicas de relajación o mindfulness que pueden ser beneficiosas para la salud cardiovascular de los adultos mayores

Susana Romero, psicóloga de Grupo Cetep, señala que “las técnicas de relajación y mindfulness o conciencia plena pueden ser beneficiosas para la salud cardiovascular de los adultos mayores; principalmente porque ayudan a reducir el estrés y promover la relajación. Entre las técnicas más comunes se incluye la respiración profunda, la meditación, el yoga y la visualización de imágenes. Esto debido a que pueden ayudar a disminuir la presión arterial, reducir la frecuencia cardíaca, mejorar el sueño y promover una sensación general de bienestar”.

Antes de iniciar la práctica de cualquier técnica de relajación o mindfulness, se recomienda consultar con un profesional de la salud para asegurarse de que sea la apropiada para cada persona y no interfiera con otros tratamientos médicos que estén siguiendo.

10 beneficios de la meditación en Adultos Mayores:

La profesional de Grupo Cetep entrega algunos beneficios que traen consigo las técnicas de relajación y cómo los adultos mayores pueden mejorar su sistema en varios ámbitos.

Aumenta el sistema inmune: La meditación para adultos puede ayudar a desarrollar el sistema inmunológico. La meditación parece suprimir procesos los dañinos en el cuerpo mientras aumenta los niveles de cortisol, lo que ayuda a la función del sistema inmunológico. Esto puede ayudar a tratar diversas afecciones inflamatorias, como la colitis ulcerosa y el síndrome del intestino irritable.

Controla el dolor: El dolor crónico afecta al 20,4% de los adultos. Ese dolor crónico aumenta con la edad y es más alto entre las personas mayores de 65 años. Dado que nuestra percepción física del dolor está directamente relacionada con nuestra mente, puede aumentar cuando estamos bajo mucho estrés. La meditación y las técnicas de relajación guiada para personas mayores son una excelente manera de controlar el dolor porque le permite fortalecer la respiración y en cómo se siente el cuerpo en el momento presente.

Mejora la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio: Los movimientos lentos y medidos en la meditación y especialmente en las posturas de yoga pueden conducir a un mejor equilibrio y movimiento, lo que también puede ayudar a prevenir caídas. Las caídas son la principal causa de lesiones entre las personas mayores, pero el yoga puede ayudar a las personas mayores a trabajar en el equilibrio y la fuerza para evitarlas.

Ayuda a evitar la depresión: La meditación para personas mayores puede mejorar el estado de ánimo y ayudar a superar la depresión. La meditación para adultos puede ser tan buena como los antidepresivos para aliviar la depresión en algunos pacientes.

Mejora el sueño: La meditación mantra, o una práctica que usa sonidos repetitivos, puede usarse como una técnica de relajación para personas mayores para promover hábitos de sueño más saludables. Los problemas de sueño a menudo se derivan del estrés, la mala alimentación, el envejecimiento o las enfermedades crónicas. Pero la meditación guiada para dormir antes de acostarse libera la tensión de su cuerpo, creando un estado mental de paz. La meditación para dormir produce menos insomnio, fatiga y otros síntomas similares.

Aumenta la capacidad de atención: Las prácticas de meditación para personas mayores enfocadas pueden tener un efecto tangible en la fuerza y la resistencia de su capacidad de atención. La meditación mejora la atención incluso en la meditación para principiantes. Un período prolongado de tiempo tendrá efectos positivos en la conciencia corporal, la regulación durante las emociones y la capacidad de atención.

Reducir la presión arterial: La meditación puede ayudar a las personas con presión arterial alta. Estos beneficios se observan principalmente en personas con hipertensión leve las técnicas y los ejercicios de relajación para adultos mayores son beneficiosos para el corazón y el sistema cardiovascular.

Promueve la atención plena: Las personas mayores pueden enfrentar muchas tensiones a medida que envejecen, desde mudarse a residencias de ancianos hasta adaptarse a nuevos hábitos diarios. Estos cambios pueden crear estrés, por lo que pueden provocar los efectos meditativos de la atención plena.

 La meditación para tener paz y tranquilidad puede incluir yoga u otras técnicas que enseñan a los participantes a explorar sus pensamientos y emociones. Este tipo de meditación para personas mayores puede ayudarlos a mantenerse conectados con el mundo.

Reducir el estrés y la ansiedad: La reducción del estrés y la reducción de la ansiedad son dos de los beneficios más conocidos de la meditación.  La meditación para la ansiedad ayuda a reducir la respuesta al estrés y la ansiedad porque aborda los síntomas del trastorno de ansiedad. Durante la meditación, su mente puede estar enfocada en eliminar pensamientos internos que tienden a causar tensión en su bienestar emocional. Tener un buen estado de autoconocimiento y tranquilidad le ayudará a manejar cualquier síntoma relacionado con el estrés a lo largo del día.

Estabiliza la memoria: La meditación para personas mayores puede ayudar a retardar la pérdida de memoria. La meditación consciente durante al menos 30 minutos al día puede aumentar la materia gris en el hipocampo. Esta parte del cerebro juega un papel importante en la memoria y el aprendizaje. Las personas que meditan periódicamente puedan aprovechar el poder o el sentimiento de una mente subconsciente, lo que le da a su cerebro la capacidad de retener más información.

En Grupo Cetep contamos con un equipo de profesionales especializados en psicología que te brindarán el apoyo adecuado a tus necesidades, solicita tu hora en telecetep.cl o llamando a la mesa de ayuda y encontrarás al especialista que necesitas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Newsletter
Suscríbete y recibe el mejor contenido sobre Salud Mental y Bienestar.